• Amaris Peraza

Para este nuevo año quiero...




A final de cada año usualmente estamos en tres escenarios: el primero es de fiesta, amigos, diversión y el 1 de enero comenzamos a ver lo que haremos para el aó siguiente; el otro es divertirse y relajarte porque estas segura de lo que quieres para el próximo año o el ultimo escenario que es que le das vuelta y vuelta a la cabeza y no sabes que es lo que realmente quieres.


A pesar de que él 2020 ha sido un año difícil y de mucho aprendizaje se mantienen los patrones, ahora siento que no me puedo preparar para el 2021 como lo hacía para años anteriores; por eso es que la forma de recargar las energías y descansar ha sido diferente, pues lo he alternado con estudio y preparación debido a que le di la vuelta a diferentes métodos para aplicarlos y que no me sienta presionada, estresada o desmotivada porque no creo que mis metas se cumplan o peor aun, ahogada encerrada en mi hogar mientras trabajo.


Así que como les prometí por redes sociales les he preparado distintos artículos con muchos #Amatipspara prepararnos para el próximo año.

Síguenos


Un paso más allá que pensar

El 2020 una de las herramientas que más me ayudo y quiero conservar en el 2021 es tomarme el tiempo de reflexionar (no significa pensar) y cómo dicen la filosofía Hindú, pensar con el corazón y sentir con la cabeza las cosas que quieren, que en este punto solo es un propósito.


Eso suena loco y al final sencillo, pero les cuento que no lo es, es un proceso tan individual que merece que nos tomemos un tiempo, que para algunos puede ser 10 minutos, otros 30 minutos, otros un día y otros varios días (ese este ultimo ítems estoy yo) y todos estar perfectamente bien, pues recordemos que todos somos únicos.


“Sino sabes a donde vas, cualquier camino te llevara allí”

Pensamiento de Robin Sharma autor del libro “Descubre tu destino con el monje que vendió su Ferrari”




Manos a la obra

La siguiente pregunta es ¿Cómo lo hacemos? Es importante que sepamos lo que realmente queremos para poder direcciones nuestras acciones a llegar a eso que deseamos. Y para eso:

Comienza por hacer una listas de todo lo que necesitas.

Da igual que sea dinero para pagar tu casa, adelgazar unos kilos, o ser más felizy positivo en tu vida.

Luego haz otra lista de todo lo que quieres:unos abdominales, un coche, carisma, no tener que preocuparte por el dinero, tener tiempo libre para estar con tu familia, todo lo que quieras.

Y pregúntate:

¿De verdad quiero esto?¿O sólo lo he escrito porque suena bien, por complacer a otros, o porque es algo fácil de conseguir?

¿Este propósito contradice a otroque he escrito? Si es así, ajústalo.

¿Es un deseo positivo y no negativo?Tus propósitos deben reflejar algo que quieres, no algo que quieres eliminar de tu vida. Por ejemplo: quiero comer más sano para adelgazar en vez de decir quiero quitarme la grasa del estómago.

¿Son propósitos específicos?No es buena idea que digas quiero ganar más dinero, es mejor decir quiero ganar $1.000 cada mes.

¿Estoy incluyendo cambios personales que necesito hacer?Es muy probable que necesites confianza en ti mismo y determinación – entre otras cualidades – si quieres alcanzar tus metas.

Y déjala ahí por un momento. Esto lo que hace es ayudarte a vaciar tu mente para que nos enfoquemos en lo que realmente queremos. Deja la lista



Más que un “Yo quiero”

Aquí quiero que pensemos un momento, porque a veces estamos tan decididos en lo que supuestamente queremos que pareciera que tuviéramos unas gríngolas en nuestra cabeza como los caballos de carrera y solo miramos al frente y con un ángulo definido. Y en años como el 2020 eso hizo que muchas personas se vieran seriamente afectadas en sus vida o productividad.


Por eso es importante ver otros ángulos antes de decidir trabajar en lo que tenemos en mente.

Eso no quiere decir que lo cambien lo que quieren solo que quizás puedes descubrir una forma más sencilla de llegar o con ¿por qué? diferente. Y para abrir el panorama podemos pensar:




1. Incorpora poco a poco

La mayor parte de nuestras listas de propósitos para el Año Nuevo comienzan con algunos de los objetivos más difíciles de llevar a cabo.

Muchos hablan de sobre inscribirse en el gimnasio, comer saludable o dejar de fumar. Estos propósitos sin duda están entre los deseos clásicos que año tras año se repiten.

Pero sí le damos la vuelta y no decimos que queremos rebajar o comer saludable, sino que comenzamos hacer cambios reales poco a poco.

Como incorporar dos raciones de frutas y una de vegetales al día, o planificar el menú semanal y seguirlo, inscribiéndote en una clase de baile que te guste. Es una forma de comenzar sin tener un peso gigante en los hombros.




2. Ten como una necesidad: más tiempo para lo realmente importante

Este punto es lo MÁS importante para mí, porque en función a mis prioridades pude tomar decisiones cuando me tope con el estrés de hacer el cambio de rutina por el confinamiento, y pude sentir en muchos días que el tiempo si había valido la pena, y que no pasan los días como agua entre las manos.




3. Compleméntalo con un capricho: dedícate a lo que realmente te hace feliz

Cuando termina el año y comenzamos a hacer balance de lo que hemos vivido en los últimos meses, pronto nos damos cuenta de que hemos dedicado muypoco tiempo a aquellos pequeños detallesque le dan más sentido a nuestra existencia.

Muchas personas no se han adaptado al teletrabajo y por eso terminan trabajando mucho más y ni tiempo les da, otros se toman el tiempo cuando ya no pueden más, pero saben que ese seria un buen propósito decidir tomarnos un tiempo para nosotros.

La verdad cuando mis hijos están en homeschool es una corredera, por eso me despierto a las 5am y me tomo esa hora para disfrutar un te y meditar, créanme eso hace la diferencia.



4. No olvides una ración de autocrítica: dale la vuelta a los errores

Entendiendo que todos somos perfectamente imperfectos es importante que le podamos dar la vuelta a esos pequeños 'fallos' que todas tenemos. Suena algo complicado pero la verdad es que si lo hacemos con conciencia todo puede resultar más sencillo. Otra visión que podemos darle a este punto es no darnos con el látigo de las autocriticas o auto exigencias, creo que la clave es fluir y vivir cada paso que damos.


Así que comienza a escribir tus propósitos que luego debemos pasarlos a metas para que realmente se cumplan.

37 views0 comments

Recent Posts

See All